26 de abril de 2009

LA HIPÓTESIS DE WALTER NEVES

Cráneo de la "Mujer Luzía" de los Lagoa Santa (Brasil). Fuente: Ciencia Hoje

Los primeros esqueletos de Lagoa Santa (Minas Gerais, Brasil) fueron descubiertos a mediados del siglo XIX. Pero recién en 1970 se descubrió el famoso cráneo de la "Mujer Luzía" cuya antigüedad es de 10000 años a.C. aproximadamente.

Cómo ya lo había advertido el antropólogo francés Paul Rívet, los Lagoa Santa tienen evidentes semejanzas antropólogicas con los negros de la melanesia. Recientemente el bioarqueólogo brasileño Walter Neves de la Universidad de Sao Paulo planteó una interesante hipótesis: inicialmente América del Sur estuvo poblada por melanodermos provenientes de Oceanía.

En los últimos años se ha venido confirmando que las huellas de presencia humana en Sudamérica son más antiguas que las dejadas en Norteamérica. Por ejemplo, los hombres de Guitarrero I (Perú) y Monteverde (Chile) tienen un fechado de 13000 años a.C. aproximadamente. Esto confirmaría que América del Sur ya estaba poblada cuando llegaron los cazadores de sangre asiático-mongoloide.

El cráneo de la Mujer Luzía respaldaría la idea de que el poblamiento de América del Sur se inició con gente de raza negra proveniente de Oceanía. Estos "paleoamericanos" habrían sido extingüidos por los "paleoindios" de raza asiática provenientes de América del Norte. Los nuevos inmigrantes tenían mejores armas líticas, como la punta de lanza "tipo Clovis". De los vencedores ("paleoindios" de origen asiático-mongoloide) descienden todos los indígenas de América en la actualidad.

Aún estamos lejos de saber con precisión cómo fue el poblamiento inicial americano, pero de confirmarse la hipótesis de Walter Neves tendremos que reconocer que los primeros habitantes del Perú y América del Sur fueron de raza negra.